#27F

El Gabinete del Presidente

En estos años, hemos apreciado cómo el gabinete del actual Presidente Piñera, ha causado algunos estragos ante la opinión pública, debido a sus estrategias descalificatorias hacia parlamentarios, ciudadanos, trabajadores, dirigentes, estudiantes e incluso hacia los ex-presidentes.

La armonía y el respeto no han sido el pie derecho del actual gabinete ministerial, aunque nos hacen sonreír por sus palabras y vocablos poco prudentes con una frecuencia que no da para bromas. Pero en lo real, ¿cuál es la labor de un Ministro? A ratos pareciera que se olvidó su función o quienes la ejercen la desconocen.

Foto Agencia Uno
Foto Agencia Uno

Hasta ahora la estrategia más recurrente ha sido encauzar toda responsabilidad al gobierno anterior o a los gobiernos anteriores, olvidando proyectar en el último año de ‘gestión sus propios logros’.

Con esta estrategia política también logran -creen- que sus propias ineptitudes pasen desapercibidas ante la opinión pública, y como ello no ocurre lo que sí sucede es que tienen al actual Presidente y al Gobierno en un mal pie en su credibilidad y liderazgo, no solo en Chile sino ante el mundo.

Sin duda, hoy tenemos ministros y ministras descontrolados y en crisis permanente, que desde el inicio del Gobierno han ayudado a solventar una candidatura presidencial ausente. Lo han tenido todo: Una oposición desunida y enfrentada, sin temas y, peor aún, sin agenda propia. Pero por otra parte, la mejor oposición viene de sus propias filas y partidarios, o a esta altura de sus ex-partidarios ya que en un año eleccionario cada uno vela por llegar a la meta de sus intereses personales y no de los colectivos, en especial cuando se ve que los colectivos no tienen puerto al que arribar.

A resultado evidente también, que los ministros han mostrado una agenda propia, y discursos políticamente poco correctos de los que se han debido retractar en más de una ocasión. Quizás la pregunta más recurrente a esta altura ha sido dilucidar ¿quién ordena el gabinete? El rol que debiera ocupar el Ministro del Interior no parece estar orientado por una estrategia concreta y coherente, salvo el reiterar la culpa a los pasados gobiernos. Las intervenciones sorpresas de sus pares en áreas como Trabajo, Salud, Sernam, Economía, Defensa, Energía, etc. y estos evidentes contrapuntos se viralizan por las redes sociales y los medios convencionales. Sumado al rol de una vocería que debe traspasar lo que piensa el Ejecutivo que se opaca al no tener un rol político táctico. Peor aún, por no consolidar y emitir un discurso/mensaje constructivo para la opinión pública.

En definitiva, en tres años su estrategia comunicacional más creativa ha jugado solo una carta, la del 27-F y la responsabilidad política que le compete a la ex-Presidenta Bachelet. Ante la manipulación de la información hay que aclarar que responsabilidad política es el rol de conducción que le compete a todo Presidente. Bachelet la asumió como corresponde en una declaración voluntaria que realizó del caso y que fue filtrada a los medios. Por lo tanto, es irresponsable juzgar o exigir a Bachelet que pida perdón cuando la jueza ha dicho que no hay responsabilidad penal en lo que a ella le compete.

Estratégicamente, los ministros –todos- han contribuido a potenciar y realizar la campaña política presidencial más económica de la historia con una candidata que es invisible, es más, a la fecha aún no es candidata, y que hoy tiene la mayor opción de ganar en noviembre. Se olvidaron que es la ciudadanía la que hace juicio político y la mantiene con más del 75% de aprobación desde su salida.

No hay que perder de vista que los ministros responden a colaborar con el Presidente en las temáticas designadas, pero también a asesorarlo, es su rol político y técnico. Entonces la falla es clara: Hoy tenemos un Presidente que actúa solo y ministros que solo obedecen o que se salen de sus cabales, llevando al fracaso a una gestión. Por parte del gobierno anterior, el exceso de confianza de sus ministros llevó a una encrucijada con un gabinete que no tuvo respuestas para el Presidente ante una catástrofe, como fue la del 27-F.

Culpar a Bachelet de muertes que escapan a cualquier Presidente de turno y mirar solo el pasado, es tan paupérrimo cuando no se puede hablar del presente y del futuro del Gobierno propio.

Con todo, lo cierto del 27F es que aún las zonas y familias afectadas siguen sin reconstrucción, sin empleo fijo y que muchos hogares han perdido los beneficios previstos inicialmente. El gobierno ha manipulado las cifras y en varios lugares se ha dado por concluida su labor, al menos en el papel, porque lo observado en terreno es completamente diferente. La finalidad es eludir sus responsabilidades al no ser capaces de haber creado en estos años un canal de modernización que dé respuestas y prevenga eventuales desastres naturales.

Responsabilizar a los Presidentes en todo nos lleva también a exigir que los ministros se comporten a la altura, y no como marionetas del Primer Mandatario, asumiendo como único rol el descalificar o evitar las responsabilidades, dejando atrás la lealtad del cargo asumido que es, antes que nada, con el país. No hay que olvidar que gobernar es un trabajo en equipo y que se supone, tiene a los mejores, por lo menos en el gabinete del Presidente.

Columna publicada en El Post 08/02/2013

Retrato a Bachelet

 

Imágenes Kena Lorenzini

Cuadro a cuadro tengo en mi mente la imagen de aquel 2006 cuando una mujer, la primera de Chile y de Sudamérica, recibía por mandato popular la banda presidencial.   Bajo el eslogan “Estoy contigo”, Michelle Bachelet- MB- abrió las puertas de La Moneda y le dio motivos de orgullo a más de 8 millones de mujeres chilenas, traspasando la barrera de izquierdas y derechas.

Sin dudas, registrar visualmente esta osadía fue todo un desafío. “Todas íbamos a ser reinas, pero escogimos ser presidenta” MB, es el título de un archivo visual de la ganadora del Altazor 2010 Kena Lorenzini.  Qué mejor que ella -psicóloga, feminista, fotógrafa, luchadora de los derechos de las mujeres y dueña de una lengua afilada con su programa Humanas, por el cual han pasado la mayoría de los políticos.

Atrevida, osada y creativa, es la definición básica y más directa de un libro que irrumpe con imágenes en la vida privada de la Presidenta Bachelet desde sus primeras páginas: Su cabello, cartera, carnet de identidad, el blackberry de uso familiar, su collar de perlas, libros, trajes, retratos de escritorios, su familia.   Simplemente Michelle.

El impacto provocado por esta mujer del signo Libra que irrumpió en la política nacional como Ministra de Salud, luego en Defensa, con un carisma y una simpatía nunca logrados por un político. Una altísima votación -el 53.49% de lo votos- y con el mayor de los índices de aprobación ciudadana de un 83% al momento de dejar su mandato.

Marcha Gay II 270908

Pero gobernar no es fácil y quizás faltó reflejar eso en las imágenes.  Su mandato lo termina con el dolor de 521 muertes tras un terremoto y un tsunami, el quinto  más grande del mundo.

Sumando y restando, al final la confianza, credibilidad y liderazgo priman a la hora de referirse a la ex Jefa de Estado. Madre, hija y abuela, simpática, carismática, buena moza, son las cualidades cuando nos expresamos de la mujer. La Doctora Bachelet, políglota, es el ímpetu desde su lado profesional. Exiliada, torturada junto a su madre, con un novio detenido-desaparecido, hija de un general asesinado en la dictadura, son todos aspectos que forman parte de su historia desde el dolor. Separada, agnóstica, socialista, en definitiva una mujer de carne y hueso.

Con una carrera política presidencial envidiable para todos los  políticos, ahora parece evidente que en esa oportunidad la Presidencia tenía nombre de mujer. Utilizando los recursos técnicos perfectos para lograr comunicar una campaña tal cual la vimos en la TV, Kena Lorenzini transmite su admiración en las páginas del libro. El blanco como eje de su imagen, el branding, el merchandising, la publicidad,  su slogan “estoy contigo” y también la mejor publicidad antibachelet que se enviaba vía mail. Ningún detalle se le escapa a esta fotógrafa que siguió paso a paso a Bachelet.

Revisando el libro y analizando las imágenes logradas por esta artista visual, más allá de una posición política, es un recorrido de seis años de recuerdos, acontecimientos y amig@s que ya no están.

Tras largos años de postergación de las mujeres, se llega al hito más importante de esta odisea con una mujer como Presidenta tras doscientos años de patriarcado, porque, tal como lo señala Kena en su archivo visual, “hoy nadie puede intentar gobernar sin las mujeres…”

El relato gráfico de esta mujer es historia, un privilegio, fascinante y emocionante.  Kena, tal como se declara, es una “voyerista Bacheletista”, pero exhibe además una técnica que hace gratificantes estos registros.

Este archivo finaliza con la despedida y el cariño de la ciudadanía. Acabando el sueño de nosotras las mujeres y retornado al mandato de un hombre otra vez.

La perfección no existe. Bachelet tuvo asertividad y errores, a ratos malos asesores del llamado segundo piso, una primera etapa que destruye la paridad por complicaciones políticas propias de los partidos y decisiones que hasta hoy pasan la cuenta a l@s ciudadan@s.

Al revisar el libro, estudiar y analizar las imágenes, remontarme a su gobierno, reevaluar el gabinete de sus 4 años, recordar aquel 27F, volver a ver el vídeo de la ONEMI, concluyo que el error más grande que cometió la Presidenta Bachelet fue “No” terminar con los mejores a su lado, por que todos los que flaquearon en acción, decisión e información partiendo, por la Armada, (SHOA), Instituciones y autoridades son  comandadas por… hombres.

Kena se atrevió a plasmar la vida de la mujer más importante de la historia de Chile y del siglo XXI de nuestro país. “Todas íbamos a ser reina”  es un archivo visual imprescindible.

Columna publicada en El Post 16/03/2011

Gonzalo Rojas, el Poeta

Vivo en la realidad. Duermo en la realidad. Muero en la realidad. Yo soy la realidad. Tú eres la realidad. Pero el sol es la única semilla”.(Gonzalo Rojas) 

Esto y el Relámpago, última actividad pública abril 2010. (Foto: Patricia Alrringo (R)


Gonzalo Rojas, ciudadano del Bicentenario, como lo condecoró su natal Lebu; el escritor y poeta vivo más importante  de la lengua española, según Octavio Paz.  De imagen inconfundible con su sombrero negro, un caballero, un grande; un referente obligado a nivel mundial, amante de las sílabas, heredero del surrealismo y el erotismo. Uno de los cinco grandes de la literatura y poesía de Chile, junto a Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Vicente Huidobro y Nicanor Parra.

Filósofo, filólogo y literato, a sus 93 años nunca dejó de escribir y quizás le falten premios pero no le ha faltado el cariño y reconocimiento mundial. Amigo de Matta y admirador de Huidobro. Políticamente ligado al comunismo pero alejado del partido, fue nombrado embajador de Cuba en el Gobierno de Allende cargo que no alcanzó a ejercer. Tras el golpe de Estado fue privado de su pasaporte y nacionalidad, junto a su mujer e hijo. El ciudadano bolivariano, como él se denominaba, vivió el exilio en Caracas.

Todos reconocen su figura, pero son muy pocos los afortunados que saben la historia del maestro y los que en serio han leído su obra. La biografía del premio nacional de literatura del ´92 es extensa e importante  y las generaciones jóvenes no recuerdan sus obras son el reflejo de una deuda de la educación con él, ya que en su formación de profesor, fue escribir en un lenguaje sencillo para llegar a todos.

Nuestro poeta aún con luz es un hombre alegre, jovial, optimista, de gran vitalidad a pesar de sus años y, como buen sagitario, bueno para las bromas en sus intervenciones.  Hace un año gozaba de esta vitalidad, cuando pocos días antes del terremoto, en el marco de un evento cultural de impacto mundial,  la alegría se apodero de él al saber que el Rey Juan Carlos confirmaba su asistencia para inaugurar la exposición “Esto y el Relámpago: Gonzalo Rojas”.  Invitado por el escritor, se ajusto una agenda que bien valía la pena.  Querido por los reyes de España ya había sido reconocido, por el Premio Cervantes y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

En esa ocasión, recibiría además un homenaje y reconocimiento de cara al Bicentenario de las Repúblicas  Hispanoamericanas en el evento cultural más importante de la lengua española a realizarse en Valparaíso. Sin embargo, tras el #27F no hubo homenaje, ni Rey, ni Congreso.

Tras arduos meses de trabajo, no se detiene “Esto y el Relámpago, Gonzalo Rojas y se expondría en el Museo de Artes Visuales, mostrando el reflejo del poeta, su historia, su vida escrita en primera persona y sus símbolos: el caballo, la piedra, las mariposas, la cama china, múltiples habitaciones que va habitando cada día, los espejos, las rosas.  Y así una casa que cambia y nunca vuelve a ser la misma, pero que es siempre él, una parte fundamental de su “estar en el mundo”.

El Poeta:

La palabra nace a los cinco años en su Lebu natal, del encuentro con la luz y el estallido del mar y el trueno y la voz re-lám-pa-go pronunciada por uno de sus hermanos. Desde aquel día el diálogo entre la luz, el silencio y la palabra, se le da como un ejercicio permanente de silabear y develar el mundo. Un viaje imaginario con su voz.

Su voz:

Yo soy como cualquier poeta, no soy exclusivamente el que lleva el poder en esto,  pero me funciona la metamorfosis de lo mismo. Eso es cierto, tantas veces que me han reparado y objetado: “¿por qué reiteras y reproduces los mismos poemas que hiciste cuando muchachón y los metes, los insertas  junto con los poemas actuales, que ya no son de muchachón, de un animal  distinto, mayorcito?”

 …porque no puedo. Y entonces… un poema, se me da en diálogo con otro y otros y otros. No se trata de reproducirnos para hacer la trampa de mostrar mayor productividad. No. Sino que son tan parientes los poemas, los unos con los otros. Si ustedes me oyeran poesías de mis 18 años…

 Se remontan las aguas, se remonta el vuelo, pero nunca hasta el punto de autocopiarse. Eso No.”

 Hay un grado de certidumbre pero la naturaleza de la poesía…¿cómo lo digo para no ser aburrido? Es el enigma ¿y qué otra cosa? Es no llegar. Esa idea vieja y bellísima de Goethe “¡que no puedas llegar nunca!”. Eso es lo lindo, no llegar. Que tanto llegar. No.

 Hablo solo. Y la moraleja no hay moraleja en esto, pero lo ideal es hablar solo. Es bueno hablar solo, solo, solo, solo…

Dale a tu imaginación, que es un portento la imaginación, dale la opción a que también ella funcione, y que esté tan fresca, con frescor increíble. No andar con preocupaciones y con miedos y con reservas mayores. Hasta donde se pueda, tampoco nos vamos a volcar a valientes como se dice ¿no? Valentones no, pero en lo posible no transar con esa suerte de preocupación.  (Extracto)

Más que biografía nos regala su vida contada por él mismo.  En estos días, en que el estado de salud del maestro es complejo, es necesario reconocer su gravitación en las letras.   Estoy segura que ya esta escribiendo para deleitarnos con su última obra como si tuviera los 18 años de sus primeros poemas.

Ayer me pregunte ¿Qué le faltó a nuestro Gonzalo Rojas?  ¿Por qué no nos acordamos de sus obras? ¿Qué hacemos por Él? ¿Cómo lo reconocemos y homenajeamos?

Yo no encontré la respuesta y agradezco a mi amigo de la cultura el escritor Roberto Ampuero por compartir esta:

En toda la lengua Gonzalo Rojas es un referente obligado. El mayor reconocimiento que pueden hacerle a un escritor es que lo lean y a un poeta que lo escuchen. A un poeta de su talla la muerte no lo mata”.

Se que muchos ya no escuchan a los poetas pero nunca es tarde para aprender.  Este post es un pequeño y humilde reconocimiento para escuchar en la imaginación la voz de un referente obligado que debemos conocer y nunca olvidar.

Aplausos al poeta Gonzalo Rojas y como el decía “Es bueno hablar solo, solo, solo, solo”.

Columna publicada en El Post 02/03/2011

Gonzalo Rojas

Piñericosas o Condorito

Si de condoros se trata no cabe duda el ranking se lo lleva y esto con mucho respeto, el Presidente de la República de Chile.
Foto: ochovio.tumblr.com

Estoy muy contento de estar…en “Cumpeo” la tierra de Condorito

Sí escucho bien, Condorito según el Presidente es de Cumpeo. Gran lapsus tras su visita al Maule al recibir del Alcalde una historieta que lo muestra junto al pajarraco. El cómics de humor más importante de Chile e icono del español, parte de nuestra cultura popular.

Creado por Pepo, Condorito vivió en la ciudad de “Pelotillehue” como olvidarlo!, junto a sus amigos: el Comegato, Compadre Chuma, Pepe Cortizona, Don Cuasimodo, Washington el perro y su Yayita. Inolvidable su historia con un propio Santo “San Guchito” y su diario “el Hocicón” entre otras.

Al parecer las equivocaciones de la máxima autoridad del país ya no solo son el respaldo ante decisiones desafortunadas políticamente de mentirillas,  sino que además se le hizo un hábito ser “poco prudente”, crear e inventar personas, palabras, historias, ya sea por lapsus, buena onda, ignorancia o “estrategia”.

Quizás ya es hora de patentar las piñericosas culturales que van desde dar la vuelta al mundo con papelito de los 33, en Alemania su mal interpretado “Deutschland über alles”, hasta crear a Robinson Crusoe; tusunami; maremoto; zafrada; cubrido; inventar que el pan y el conejo son de Isla de Pascua; su pana del tonto con helicóptero, el laurel como árbol mapuche; Florencio Ceballos, entre las que me acuerdo y rompiéndola con el último hit: Cumpeo ciudad natal de nuestro querido Condorito. Plop, exijo una explicación!

Confieso que aquí es cuando echo de menos al Rey de España, ya que dan ganas de decir (con cariño) “Piñera por que no te callas”!

Quedan tres años así que tengáis paciencia. Ciertamente esto no debe desviar la vista de lo que pasa en el Bío Bío, pero si ante tanto temblor riamos un rato.

Condorito al enterarse de los dichos, quien por cierto no exigió explicación si dio a conocer su declaración:

Ver comunicado de prensa

Ah! No olviden que este post es en “son de paz”. :)

Columna publicada en El Post 19/02/2011

 

Mi Robinson 44

De todo salió con el chascarro del vuelo en Helicóptero del presidente. Parte de la personalidad de los Sagitarios son los riegos, las alturas, la libertad.  Estas son las grandes afinidades que tengo con el Presidente, del resto ya usted sabe. Así que, a lo concreto, si Piñera no leyó el memo de su adherente, mucho menos leerá un oficio de sus adversarios, ni qué decir de este posteo, así que “vuelo con toda libertad”.

Robinson 44 (foto http://razonyfuerza.mforos.com)

Todos sabemos de su afinidad por los aviones y helicópteros.  De hecho, es su amigo Max Marambio quien lo orienta desde el 2004 cuál comprar y lo invita a volar desde el Marriot. El precio de cada helicóptero, en ese año, oscilaba en un millón de dólares. Por eso que en el circulo de elite empresarial se compran entre amigos, en este caso Piñera-Navarro tienen dos de estos juguetitos -B44 y B2. Hay que decir que el Robinson 44, el protagonista del chascarro, es el más económico del mercado.

Pero ¿qué pasó en este vuelo? ¿Irresponsabilidad?   Casi todos coinciden en este término para referirse al Presidente, quién además iba sin escolta. ¿Se arrancó?   Es que el Presidente no sale solo, así que doble falta, aunque esté de vacaciones.   En las comunicaciones estratégicas no existen las casualidades, por ahí leía que un vocero dice siempre la verdad, lo que es un “error” porque el vocero dice lo que quiere que se diga. Entonces sólo queda preguntarse por qué nuestra vocera mintió.  Todo un “condoro” como diría el ex Presidente Lagos, pero no me tinca.

Revisando hechos, Navarro ya había quedado en la pana del tonto hace años con su hijo en un lugar cualquiera y ya el Presidente había aterrizado en el 2008 sin permiso, ambos sin multa por la DGAC. Por ende, poco o nada se puede esperar de la investigación que solicitó el diputado Ascencio.  Quizás podríamos hablar de ¿pilotos del aire imprudentes? Ante lo anterior y entendiendo los riegos de estas maniobras, sería más dura y les quitaría a ambos la licencia un par de años.   La negligencia se tiene que pagar con lo que duele.   Sabemos que una multita la pagaran y, peor aún, les dará lo mismo, pero sé que es un sueño.

Ahora ¿por qué tanta agitación por un viajecito de adolescentes?  La experiencia con los “lobos del aire” indica que se equivocan poco y nada.   Y ambos tienen cientos de hora de vuelo como para esta pana.   No me imagino al Chaleco López o Eliseo Salazar en pana de bencina en el desierto, pero sería un buen chiste.

Está claro que este incidente en el aire no se justifica.   Navarro tiene cercanía con ex Presidentes y sería el primero en cuidar la figura de tal, pero resulta curioso que justo se les ocurrió ir a ver la reconstrucción y en vacaciones, como señaló Piñera.   Me resulta llamativo el impacto provocado por el tema mientras en la prensa aparece poco o nada sobre el post-natal, la inminente crisis energética y la gestión de la cartera respectiva respecto a centrales hidroeléctricas y de carbón, líos de sueldos, amén de las tareas pendientes que dejó el ministro saliente.  Menos se habla de reconstrucción y, como ya es hábito, no hay una opinión política de la oposición.  Esto ya es algo digno de estudio de medios.

Algo me queda en el aire y es que el tema no es quién paga el vuelo, sino saber a qué se arriesga el Presidente, por qué se arriesga a la vocera a quedar ante el país en franca evidencia de  mentira. Ninguna de las situaciones anteriores es casual.   Es cierto que este es un gobierno de casualidades, lo que es distinto, pero ojo con sus estrategias.  Lo claro entonces es que habría que sancionar la mentira cuando la dice una autoridad, caiga quien caiga. El que miente en lo poco miente en lo mucho.

Y como no solo los informados no le creemos a #laEna, se envía al Ministro Hinzpeter a bajar el perfil. Pero amig@s ¡si eran solo vacaciones y ya sabemos como es el Presidente!. Sin embargo, amig@s el Presidente tiene todo el derecho a hacer vida de ciudadano y volar su Robinson 44, pero recordando que no es un ciudadano común y corriente: Es el Presidente de la República, cargo para el  que se preparó desde que tengo uso de razón y que se rige a ciertas normas y protocolos.   Me parece necesario que se le diseñe un manual básico de conducta, interno y externo. Pero no pidamos mucho más tampoco, porque “quien nace chicharra muere cantando”.

Algo sí queda claro a casi un año de gobierno y es lo insostenible de una vocería que pierde el rumbo, su estrategia, su relato. Ahí se cierra su ciclo. Y una estrategia mal diseñada es cuando hay un equipo que no acompaña, y peor aún cuando no la hay, se mienta o no.

De minuto, como no puedo hacer ‘negocios’ en mi helicóptero fantasma, espero sentada frente a la TV con mis lentes 3d, mi MAC y mi twitter  a ver que harán el Presidente y sus ministros cuando llegue Obama o cuando en la próxima pana del tonto el piloto quede enterrado en las zarzamoras.

Columna publicada en El Post 26/01/2011