Redes Sociales

El Gabinete del Presidente

En estos años, hemos apreciado cómo el gabinete del actual Presidente Piñera, ha causado algunos estragos ante la opinión pública, debido a sus estrategias descalificatorias hacia parlamentarios, ciudadanos, trabajadores, dirigentes, estudiantes e incluso hacia los ex-presidentes.

La armonía y el respeto no han sido el pie derecho del actual gabinete ministerial, aunque nos hacen sonreír por sus palabras y vocablos poco prudentes con una frecuencia que no da para bromas. Pero en lo real, ¿cuál es la labor de un Ministro? A ratos pareciera que se olvidó su función o quienes la ejercen la desconocen.

Foto Agencia Uno
Foto Agencia Uno

Hasta ahora la estrategia más recurrente ha sido encauzar toda responsabilidad al gobierno anterior o a los gobiernos anteriores, olvidando proyectar en el último año de ‘gestión sus propios logros’.

Con esta estrategia política también logran -creen- que sus propias ineptitudes pasen desapercibidas ante la opinión pública, y como ello no ocurre lo que sí sucede es que tienen al actual Presidente y al Gobierno en un mal pie en su credibilidad y liderazgo, no solo en Chile sino ante el mundo.

Sin duda, hoy tenemos ministros y ministras descontrolados y en crisis permanente, que desde el inicio del Gobierno han ayudado a solventar una candidatura presidencial ausente. Lo han tenido todo: Una oposición desunida y enfrentada, sin temas y, peor aún, sin agenda propia. Pero por otra parte, la mejor oposición viene de sus propias filas y partidarios, o a esta altura de sus ex-partidarios ya que en un año eleccionario cada uno vela por llegar a la meta de sus intereses personales y no de los colectivos, en especial cuando se ve que los colectivos no tienen puerto al que arribar.

A resultado evidente también, que los ministros han mostrado una agenda propia, y discursos políticamente poco correctos de los que se han debido retractar en más de una ocasión. Quizás la pregunta más recurrente a esta altura ha sido dilucidar ¿quién ordena el gabinete? El rol que debiera ocupar el Ministro del Interior no parece estar orientado por una estrategia concreta y coherente, salvo el reiterar la culpa a los pasados gobiernos. Las intervenciones sorpresas de sus pares en áreas como Trabajo, Salud, Sernam, Economía, Defensa, Energía, etc. y estos evidentes contrapuntos se viralizan por las redes sociales y los medios convencionales. Sumado al rol de una vocería que debe traspasar lo que piensa el Ejecutivo que se opaca al no tener un rol político táctico. Peor aún, por no consolidar y emitir un discurso/mensaje constructivo para la opinión pública.

En definitiva, en tres años su estrategia comunicacional más creativa ha jugado solo una carta, la del 27-F y la responsabilidad política que le compete a la ex-Presidenta Bachelet. Ante la manipulación de la información hay que aclarar que responsabilidad política es el rol de conducción que le compete a todo Presidente. Bachelet la asumió como corresponde en una declaración voluntaria que realizó del caso y que fue filtrada a los medios. Por lo tanto, es irresponsable juzgar o exigir a Bachelet que pida perdón cuando la jueza ha dicho que no hay responsabilidad penal en lo que a ella le compete.

Estratégicamente, los ministros –todos- han contribuido a potenciar y realizar la campaña política presidencial más económica de la historia con una candidata que es invisible, es más, a la fecha aún no es candidata, y que hoy tiene la mayor opción de ganar en noviembre. Se olvidaron que es la ciudadanía la que hace juicio político y la mantiene con más del 75% de aprobación desde su salida.

No hay que perder de vista que los ministros responden a colaborar con el Presidente en las temáticas designadas, pero también a asesorarlo, es su rol político y técnico. Entonces la falla es clara: Hoy tenemos un Presidente que actúa solo y ministros que solo obedecen o que se salen de sus cabales, llevando al fracaso a una gestión. Por parte del gobierno anterior, el exceso de confianza de sus ministros llevó a una encrucijada con un gabinete que no tuvo respuestas para el Presidente ante una catástrofe, como fue la del 27-F.

Culpar a Bachelet de muertes que escapan a cualquier Presidente de turno y mirar solo el pasado, es tan paupérrimo cuando no se puede hablar del presente y del futuro del Gobierno propio.

Con todo, lo cierto del 27F es que aún las zonas y familias afectadas siguen sin reconstrucción, sin empleo fijo y que muchos hogares han perdido los beneficios previstos inicialmente. El gobierno ha manipulado las cifras y en varios lugares se ha dado por concluida su labor, al menos en el papel, porque lo observado en terreno es completamente diferente. La finalidad es eludir sus responsabilidades al no ser capaces de haber creado en estos años un canal de modernización que dé respuestas y prevenga eventuales desastres naturales.

Responsabilizar a los Presidentes en todo nos lleva también a exigir que los ministros se comporten a la altura, y no como marionetas del Primer Mandatario, asumiendo como único rol el descalificar o evitar las responsabilidades, dejando atrás la lealtad del cargo asumido que es, antes que nada, con el país. No hay que olvidar que gobernar es un trabajo en equipo y que se supone, tiene a los mejores, por lo menos en el gabinete del Presidente.

Columna publicada en El Post 08/02/2013

Mudo como Momia

cancillerEl 25 de Enero quedará marcado en la historia del Norte de África.   Van ocho días desde que se iniciará esta denominada revolución de  #Egipto, especialmente en la ciudad de #El Cairo.  Hemos quedado impactados por la valentía del pueblo egipcio para salir a las calles, exigir reformas políticas, económicas y sociales, acuerdos y decir basta a una dictadura de 30 años.  Chile sabe lo que es luchar por la democracia y sus derechos, lo lleva en la historia, en la sangre, y por eso es mayor el entendimiento, conmoción y solidaridad que deberíamos tener con ellos.

Desde esta lógica es que resulta poco acertada la decisión de la Cancillería de guardar silencio en torno a estos acontecimientos, hasta el domingo 30 a las 23.26 horas.  Es decir, se esperaron seis días de iniciado el conflicto.   A todas luces, la inexperiencia en análisis de escenarios, manejo y resolución de crisis y diseños estratégicos comunicacionales fallaron otra vez en menos de un mes y con creces. (falla1falla2)

¿Qué pasó Ministro?

Ante esta omisión por parte del Canciller es que, tras una larga insistencia de unos pocos en Twitter (1, 2, 3 y los RT) el 29 de enero por la situación de los chilenos en la zona y por el fondo del conflicto, se inició una campaña de búsqueda del Ministro Moreno. Fueron necesarios dos días para que, gracias a esta acción, se emitiera el domingo 30 un comunicado  poco antes de medianoche, en el que se decía “ya se dio la instrucción a la Embajada de Chile: proceda a evacuar a las familias del personal de la embajada ‘si lo estima necesario’. Nuestra alegría esa noche se desplomó.

Solo si es necesario”. Aumentamos la crisis otra vez.  Recién el lunes 31 Moreno hizo declaraciones, que eran un alivio aunque solo hablo de los chilenos presentes en Egipto: “Se ha diseñado un plan de contingencia. Pero no ocupable necesariamente”. A esa hora la noticia en el mundo era que una decena de países empezaba a sacar a sus ciudadanos de #El Cairo. En definitiva, fue cosa de suerte que nuestros compatriotas estuvieran bien.

Ministro de RREE Alfredo Moreno (Chile) Foto: www.rpp.com.pe

Sin embargo, a la hora que término este posteo y entrando al día 9 aún no hay ningún pronunciamiento del Canciller con una posición política sólida y categórica, respecto del fondo del conflicto que vive Egipto explicado acá en El Post por Baeza y Astroza.  Hablamos de Democracia y Derechos Humanos, como lo decía al inicio.  Han pasado ocho días desde que se inició el conflicto y Chile no dice nada esta mudo como momia.

Un país como el nuestro, que ha abierto discusiones frente al mundo en torno al respeto de derechos humanos.  Un país que vivió una dictadura en donde aún hay crímenes pendientes por resolver, un país que ha vivido la desgracia y que estuvo bajo la solidaridad y atenta mirada del mundo el año recién pasado, y aún no se tiene un gesto con el pueblo egipcio que se ha rebelado luego de 30 años ante el régimen de Hosni Mubarak.

Solo hemos escuchado declaraciones como “hoy esto es una cosa de Egipto nada más” en las relaciones exteriores, en política, en crisis, hablan de una profunda omisión comunicacional por parte de un país que tiene que tener una opinión política. El mundo y las grandes potencias han hecho un llamado a Mubarak para que  evite a toda costa el uso de la violencia contra los civiles. Las redes sociales, Google, Facebook y Twitter han mostrado su apoyo al pueblo egipcio.   ¿Y Chile?

Ante lo expuesto, es buen minuto para que se diseñe un manual de bolsillo con protocolos de acción ante crisis internacional y los planes de comunicaciones correspondientes, que tome como base los principios de la ONU y la Declaración de los Derechos Humanos.

Si bien la reciente encuesta Adimark tiene como mejor evaluado a las Relaciones Exteriores en áreas de gestión, cabe recordar que los temas de Perú, Bolivia, Haití son herencias del Gobierno anterior.  Algo pasa que provoca incomodidad pronunciarse acerca de la “soberanía” en un sector de la política y eso nos crea una mala imagen.

El trabajar para un Gobierno en puestos de confianza significa disposición 24/7 (24 horas los 7 días). Más aún en crisis como el claro ejemplo de Egipto sumado a la falta de comunicación, bloqueo a la prensa, cierre de Internet, toque de queda, saqueos y gran preocupación por los casi 100 compatriotas que  se encontraban allá.

En situación de crisis y prediseño ante tales, confieso que este Gobierno no deja de sorprendernos a quienes hemos iniciado esta alerta y esperamos con alarma que, descartada una dimisión presidencial, que Mubarak no se irá de Egipto sino muerto.

En definitiva, “lo claro es que al resto del mundo no le puede dar lo mismo” y esperamos que esta transición sea pacifica, conduzca a la democracia y al restablecimiento de los derechos mínimos de las personas. Si bien solo los egipcios saben como hacerlo, es deber del resto de la Humanidad extenderles la mano en ese proceso, incluyendo al Gobierno chileno, que tiene que ser más proactivo con sus análisis y estrategias comunicacionales para no quedar más “mudos como momia”.

Columna publicada en El Post 01/02/2011

Respeto a RAPA NUI

Foto: Prensa Rapa Nui

Duras imágenes de represión hemos visto desde #rapanui durante el fin de semana. La información ha sido categórica “fuerzas policiales han golpeado y baleado con perdigones a nuestra gente”.  En terrenos ancestrales tomados como medida de presión, en un hecho grave e inaceptable se han violado sus derechos.

De acuerdo a la resolución de la Corte de Apelaciones de Valparaíso Rol 343-2010, acerca de  las reivindicaciones de tierras ancestrales rapa nui, el 11 de noviembre 2010 se rechazó un recurso de protección presentado por la empresa “Sociedad Hotelera Interamericana”, propietaria del Hotel Hanga Roa en Isla de Pascua, donde y para que se comprenda se destacan los párrafos de la sentencia,

“Cuarto. (…) resulta un hecho de la causa que las reivindicaciones de los isleños obedecen a que se consideran legítimos poseedores de la Isla, la que ha sido intervenida desde hace varios cientos de años”.

“Sexto. (…) Que tampoco puede desconocerse que ante la magnitud de los temas que se discuten, ellos adquieren un carácter político, siendo otras las autoridades las encargadas de encauzar de alguna forma la problemática planteada”.

“Séptimo: Que en cuanto a las garantías constitucionales invocadas en el recurso y que se dicen conculcadas, ellas aparecen como resultado de la interpretación unilateral que formulan los recurrentes a partir de los títulos que mencionan en su libelo, títulos que precisamente están siendo discutidos”.

Lo anterior demuestra la incapacidad de una solución política con diálogo y respeto, en reemplazo de la violencia de estos días.   ¿Qué esta pasando en el actual gobierno que no esta razonando a la altura?, ya que pareciera a ratos que existe un afán por entender el manejo del Estado como una empresa privada, donde no se tiene la capacidad  de comprender los derechos culturales, económicos y sociales de su gente.

La isla más lejana del continente y una de las culturas más complejas. “El ombligo del mundo”, ubicada a 3.680 Km. de Chile continental, está sufriendo la vulneración de sus derechos en pleno siglo XXI, dando señales claras de nuestro subdesarrollo cultural, por permitir que los pueblos originarios sigan sufriendo los embates de la indefinición legal que apunta a privilegiar, a todas luces, los intereses de privados por sobre los de una comunidad entera, además de ignorar los compromisos formales asumidos por el Estado de Chile.

Lo suscitado en Rapa Nui no es producto de este fin de semana, es un hecho que viene en desarrollo desde años y especialmente desde marzo a la fecha, con clarísimas señales de la comunidad isleña acerca de la falta de gobernabilidad y las consecuencias por el incumplimiento de las promesas.

No se justifica que los medios y autoridades hayan querido bajarle el perfil a los acontecimientos que pudieron tener un escandaloso costo de vidas humanas de alcance mundial. No se trata de “un programa de inversión pública y privada con el fin de proteger el medio ambiente, fortalecer el turismo y el desarrollo de la isla”. No se trata de “la isla en donde se hizo el pan”, como señaló el Presidente. Se trata de soberanía – devolución de tierras, autonomía, cumplimientos de tratados- y de la sustentabilidad de la isla.

No cabe duda, y hay que decirlo con todas sus letras, que el Estado de Chile está en deuda con los pueblos originarios, y en especial con el Maori Rapa Nui, arrastrando por décadas la integridad y la supervivencia de su gente.

Fotografías: prensa rapa nui

Columna publicada 08/12/2010

Foto: Prensa Rapa Nui

“ScuttlePad” una red social para niños

La revolución de la Web 2.0 no podía dejar fuera a los niños, quienes han crecido en la era digital y, en Estados Unidos, esta llega con ScuttlePad, la primera red social para menores de entre 6 y 12 años. 

Qué duda cabe de que las redes sociales son un fenómeno y aporte para los usuarios de Internet, las cuales hoy ya están dispuestas para los menores, no escapando a las normativas y vacíos legales que existen respecto a su seguridad y privacidad de datos.

En cifras, uno de cada cuatro niños es usuario de Internet y se ha creado un perfil en redes sociales. En Chile fotolog se destaca con miembros a nivel mundial. Con este fin fue creada ScuttlePad, que es el símil de Facebook y busca sociabilizar a los menores con la comunidad virtual de la que tanto hablan en su familia, amigos, programas de TV y que no es permitida para ellos por seguridad.

Veamos de qué trata

Me creé un perfil ScuttlePad – Patta, 9 años – no me pide apellidos ni datos de país, puedo ingresar mi foto, decir qué estoy haciendo, enviar mensajes, tener amigos, subir fotografías, hasta ahí seguridad en la privacidad de datos. Pero es restringida, es decir, me da alternativas de qué palabras puedo utilizar en mi estado (cuatro), formando una frase predeterminada –“Yo estoy escuchando música”-. Las fotos las aprueba un servidor y antes mis padres, y los amigos son los mismos usuarios que ya están en mi home, a los que debo pedir admisión. No hay chat por lo que no hay interactividad en línea, es decir, es una comunidad que esta monitoreada por los padres y por los administradores del sitio para resguardo de los menores. Su finalidad como señaló Chad Perry, fundador y creador de ScuttlePad, es que, “Enseñamos a los niños a cruzar la calle, pero no les enseñamos efectivamente lo social media”.

A propósito de la descripción realizada de la red social basada en Facebook: ¿ScuttlePad será atractiva para los menores chilenos? No puedo dejar de hacer esta pregunta, ya que un reciente informe de “Exposición Electrónica de adolescentes en redes sociales Chile 2010” de la Subsecretaría de Investigaciones, señaló que “Chile es uno de los primeros países del mundo en usuarios de fotolog”. Sumado a un estudio de la consultora Divergente, da a conocer que los usuarios, son principalmente niños de entre 12 y 17 años, es decir, un 60% y de este el 3% es de menos de 12 años.

Con la anterior, cabe destacar que ScuttlePad es una red social que no abarca la realidad del niño digital actual, para este 3% que son usuarios de Internet les llevará al aburrimiento, ya que no permite interactividad, que es su principal  búsqueda al ingresar a la red. Esta vista abre puertas para ser usuarios de las comunidades que están de moda, Facebook, Twitter, Flikr, Myspace, y tantas otras, con sólo modificar un par de datos ya están conectados.

Las afamadas redes sociales, que han cautivado millones de usuarios y han marcado una nueva área de comunicación y marketing, hoy entran con fuerza en un público que lejos de omitirlo hay que enseñarle su utilización, línea correcta de ScuttlePad y su creador Perry. Y es en este sentido que se debe potenciar Internet y redes sociales en la educación formal, en las aulas, más aún en nuestro país, cuya meta Bicentenario estipulada, es que todos escolares tengan un computador y conectividad a Internet.

A modo educativo, ScuttlePad, es una gran iniciativa de acercamiento controlado a redes sociales para sus hijos, sociabilizarlo con la forma de entregar datos personales y conectarse en comunidad, recordando que esta no se escapa a la vulnerabilidad de perfiles falsos, porque es evidente que la columnista no tiene 9 años.

Columna publicada en El Quinto Poder 08/08/2010